La Oración de la Serenidad

La Oración de la Serenidad

Una Oración que es muy famosa y que es utilizada por muchas organizaciones y grupos es la oración de la serenidad, es conocido que en Alcoholicos Anonimos es una de las oraciones principales con la cual muchas de las reuniones dan comienzo o fin con esta oración.

Indica de Contenido()

    Historia de la oración de AA

    Que Dios me conceda la serenidad se convirtió en la oración por defecto de Alcohólicos Anónimos a principios de la década de 1940, cuando un miembro vio la oración en la sección de obituarios del periódico.

    El enfoque de la oración en la aceptación resonó en el grupo. La aceptación es fundamental en la filosofía de AA. Sólo una vez que te aceptes a ti mismo tal y como eres, podrás empezar a cambiar las cosas de tu vida que están en tu mano. Aunque la vida puede ser difícil, es posible cambiar la vida de uno para mejor, un paso a la vez.

    Para leer más sobre las oraciones de AA y la historia de Alcohólicos Anónimos, haga clic aquí.

    El origen es muy variado, se le atribuye a diferentes personas y épocas, hay estudios que indican que esta plegaria es del filósofo y escritor estadounidense de origen alemán Reinhold Niebuhr, sin embargo hay otras tendencias que creen que el no es el autor de la misma.

    También se dice que a largo de la historia había sido atribuida «a casi todos los teólogos, filósofos y santos que en el mundo han existido.

    Lo importante de esta oración es el profundo significado que contiene cada uno de sus párrafos.

    ¿Cómo rezar la Oración de la Serenidad?

    Esta es la oración perfecta para añadir a tus Devociones Diarias. Reserva unos minutos por la mañana o por la noche para rezar tus devociones a Dios. Pídale a Dios serenidad diariamente usando esta oración como guía.

    Algunos consejos y ejercicios adicionales para rezar esta oración:

    1. Intenta memorizar las palabras de la oración. Escríbela en una tarjeta postal y cada día comprueba hasta dónde llegas antes de tener que consultar la tarjeta.
    2. Habla directamente con Dios. No te limites a repetir ciegamente las palabras que has memorizado. Necesitas hablarle directamente a Él y sentir realmente las palabras que estás diciendo.
    3. Después de rezar, escribe tus reflexiones en un diario de oración. Con el tiempo podrás seguir tu progreso hacia la serenidad y la felicidad.

    La oración de la serenidad en su forma más conocida:

    Señor, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que puedo y sabiduría para reconocer la diferencia.


    Variaciones de la Oración de la Serenidad

    La Oración de la Serenidad es tan popular que se han compuesto muchas variaciones de la misma. He aquí una muestra de estas versiones modificadas. Los autores de las mismas son desconocidos.

    La Oración de la Serenidad Pagana

    Señor y Señora concédeme el poder del Agua, para aceptar lo que no puedo cambiar.
    El poder del Fuego, para la energía y el coraje de cambiar las cosas que puedo.

    El poder del Aire, para la habilidad de conocer la diferencia.

    Concédeme el poder de la Tierra, para tener la fuerza de conocer y recorrer mi camino.

    Saber a quién puedes cambiar

    Dios me conceda la serenidad para aceptar a las personas que no puedo cambiar, el valor para cambiar a quien sí puedo, y la sabiduría para saber que soy yo.

    La Oración de la Serenidad en español extendida

    Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y la sabiduría para conocer la diferencia;

    Viviendo un día a la vez, disfrutando un momento a la vez; aceptando las adversidades mundo pecador tal y como es, y no como me gustaría que fuera;

    Creyendo que Tu harás que todas las cosas estén bien si yo me entrego a Tu voluntad; de modo que pueda ser razonablemente feliz en esta vida e increíblemente feliz Contigo en la siguiente. Amen.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    La ley nos obliga a informarte todo lo referente a las cookies, te dejamos un enlace para que puedas ver de que se trata. Más información