Aprende a rezar a Dios

Aprende a rezar a Dios

Hay muchos consejos sobre cómo orar, pero no hay una forma correcta o incorrecta de comunicarse con Dios.

Dicho esto, al empezar, puede que necesites una guía, una especie de plantilla, que te ayude a formar tus oraciones hasta que te sientas cómodo orando sin ella.

Indica de Contenido()

    Un par de reglas básicas:

    En la Biblia, Jesús menciona un par de cosas que no se deben hacer al orar.

    "No siempre ore abiertamente para que otros vean y escuchen".

    [Mateo 6: 5-6]

    “No reces usando oraciones repetitivas. "

    [Mateo 6: 5-6]

    Después de advertir a sus discípulos que no oraran por un espectáculo y que no usaran oraciones de memoria, Jesús dio un hermoso ejemplo de oración y dijo que así es como deben orar sus seguidores.

    Antes de comenzar su oración, Jesús dijo: Orad, pues, de esta manera.

    Aprenda a rezar con el Padre Nuestro

    El Padre Nuestro es la oración que Jesús quiere que usemos como ejemplo de una buena oración.

    Repasemos cada línea y examinemos la estructura y el significado de esta oración.

    "Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. "

    "Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre. "

    [Mateo 6:9]

    Antes de lanzarte a lo que necesitas o al propósito de tu oración, comienza con una alabanza al Señor. Comienza tu oración con adoración y exaltando el nombre del Señor.

    "Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo".

    [Mateo 6:10]

    Recuerda que cuando rezas, no estás exigiendo nada a Dios. Los cristianos siempre deben querer la voluntad de Dios por encima de la suya. Incluya esto en su oración pidiendo que se haga la voluntad de Dios.

    “Give us this day our daily bread and forgive us our debts, as we forgive our debtors.”

    [Matthew 6:11-12]

    Después de haber adorado y exaltado al Señor y haber pedido que se haga Su voluntad, es el momento de pedir cualquier necesidad que puedas tener.

    Esto podría ser la curación para usted o para otros, la fuerza para tratar con personas difíciles, ayuda con las necesidades financieras, la necesidad de ser perdonado por el pecado o cualquier otra cosa.

    "Cualquier necesidad que tengáis, la Biblia dice que debéis presentar vuestras peticiones a Dios" .

    [Filipenses 4:6]

    No hay nada malo en pedirle a Dios ayuda para satisfacer tus necesidades; de hecho, acabas de ver que la Biblia te dice que hagas precisamente eso.

    Sin embargo, los cristianos deben tener cuidado de no acudir a Dios con una lista de peticiones sin tomarse el tiempo de ofrecer alabanza y adoración. Por eso es útil seguir el modelo básico de la Oración del Señor.

    "Y no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal: "

    [Mateo 6:13]

    Con la tentación alrededor, es una buena idea incluir una petición de ayuda para evitarla. Cuando le pides a Dios ayuda para evitar la tentación, estás reconociendo que la fuerza para vivir una vida dedicada y santa no viene de ti, sino de la gracia de Dios.

    Cuando le pides a Dios que te libre del mal, Él puede poner un cerco sobre tu vida y ayudarte a protegerte de las influencias que podrían hacerte caer en el pecado.

    "Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria, por siempre. Amén".

    [Mateo 6:13]

    Por último, debes terminar tus oraciones de la misma manera que empezaste: con alabanza y adoración a Dios.

    Ten en cuenta que no estás siguiendo la Oración del Señor palabra por palabra. En cambio, utilízala como guía para rezar las oraciones que están en tu propio corazón. Cuando ores de la misma manera que lo hizo Jesús, tus palabras llegarán al corazón del Señor.

    ¿Cuándo rezar?

    ¡Únete a la conversación!

    Queremos saber cómo rezas.

    ¿Qué significa la oración para ti?

    ¿Cuál es tu tipo de oración favorito?

    ¿Cuándo te gusta rezar?

    ¿Con qué frecuencia rezas?

    No hay respuestas correctas o incorrectas. Todos podemos aprender a rezar de los demás. Ayuda a enseñar a otros compartiendo tu historia.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    La ley nos obliga a informarte todo lo referente a las cookies, te dejamos un enlace para que puedas ver de que se trata. Más información