10 Potentes Oraciones Para las Noches

10 Potentes Oraciones Para las Noches

Las oraciones nocturnas son una parte importante para cualquier creyente, es el momento donde podemos hacer un inventario del día y tener claro lo bueno y lo malo de nuestro actuar.

Podemos arrepentirnos en ese momento y orar par que nuestras penas sean más
llevaderas.

Es una rutina muy buena, es de las que nos purifica el alma y nos crea un lazo fuerte y estrecho con nuestro creador, cada vez que oramos con el corazón todas nuestras plegarias son escuchadas de buena manera.

Indica de Contenido()

    Oración para la noche 1:

    Amado Dios, en el silencio de esta noche, me presento ante Ti con un corazón lleno de fe, devoción y esperanza a darte gracias porque durante todo el día pude sentir tu maravillosa presencia en mi vida.

    Qué hermoso es ser tu hijo y sentirse rodeado de tantas y tan gloriosas bendiciones.

    Gracias Señor por mi hogar, porque fuiste Tú guiándome con amor, me diste susurros de sabiduría para poder tomar buenas decisiones y mi día fue iluminado con los esplendidos rayos de luz de tu presencia.

    Gracias, también amado Dios, porque cuando necesite consuelo o un lugar donde descansar mi alma entristecida fuiste Tú mi verde valle con ríos de agua fresca donde puede saciar mi sed y en la tempestad fuiste el árbol de fuertes raíces que me dio resguardo y protección.

    Gracias por curar mi ceguera, cuando la ira y la desesperación me ponen una venda, y gracias también por tomarme entre tus manos y sanar mi cansancio físico y emocional.

    Señor, justo ahora cuando el día está a punto de terminar, te digo que mi vida es dichosa porque Tú estás en ella, Tú eres mi fuente de tranquilidad y esperanza.

    Por favor nunca te alejes de mi vida y permíteme seguir experimentando tu amor gratuito e incondicional.

    Por favor visita mi hogar en esta noche, cúbreme a mí y a mi familia con tu manto de amor y por favor se nuestro guardián y protector.

    Y mañana, cuando los primeros rayos de sol anuncien la llegada de un nuevo día, permítenos la dicha de seguir disfrutando de tu maravillosa obra, tómanos de la mano y síguenos guiando con el mismo amor con que siempre lo has hecho.

    Gracias, amado Dios por este maravilloso día de luz y de paz y gracias por ser quien me orienta y me sostiene.

    Amén.


    Oración para la noche 2:

    Amado Dios, este día está llegando a su fin y como ya es mi costumbre, yo me acerco hasta Ti con un corazón feliz que te alaba y te agradece por todo tu amor y tu generosidad.

    Gracias, amado Dios por cada momento vivido en este día, por las personas con las que compartí, por cada cosa que hice, por los momentos buenos que me hicieron feliz y también por las dificultades que me hicieron aprender y crecer.

    Señor, gracias porque en cada día yo puedo comprobar el inmenso amor que Tú sientes por mí y por mi familia, gracias por habernos guiado en esta jornada, por los alimentos que nos brindaste, por acompañarnos en cada una de nuestras actividades y por permitirnos llegar al final de este día con la esperanza de que cada nuevo estará lleno de bendiciones.

    Padre celestial, en tus manos pongo esta noche y también todas nuestras dificultades.

    Por favor permite que podamos descansar en tu presencia y danos la sabiduría y la fuerza para mañana poder despertar con nuestras energías renovadas.

    Tú conoces muy bien nuestras obligaciones, nuestros sueños y nuestros esfuerzos.

    Te pido que por favor nos sigas dando tu bendición y nos ayudes a vivir nuestra vida en paz, felicidad y abundancia.

    Te pido también por aquellos que están tristes, por los que están angustiados, por aquellos que tienen problemas de salud o dificultades económicas.

    Por favor permite que todos puedan reposar en Ti y encontrar aquella gracia que tanto anhelan.

    Amado Dios, yo te amo y estoy seguro de que Tú e amas y que en tu amor y tu bondad encontraré la fuerza la claridad que necesito para seguir adelante.

    Gracias por todo lo que haces en mi vida y gracias por tus maravillosas promesas.

    Te pido que en esta noche me abraces con tu amor, me des un buen descanso y un hermoso despertar.

    Amén.


    Oración para la noche 3:

    Amado Dios, en el silencio de esta noche me acerco hasta Ti para darte gracias por tu amor, por tu generosidad y por todo lo que me regalaste a lo largo de este día.

    Gracias porque hubo comida en mi mesa, gracias porque tuve un techo que me resguardó, gracias por mi familia y gracias por todo lo que aprendimos y logramos en este día.

    Señor, te agradezco también por haberme permitido realizar todos mis trabajos y obligaciones, siempre con tu compañía y tu dirección.

    Gracias porque Tú siempre me das fuerza para seguir adelante y porque en tu amor encuentro la guía y el impulso que necesito para poder crecer en mi fe y alcanzar mis metas.

    Padre amado, mi familia y yo nos disponemos a descansar y te pido que por favor nos regales una buena y placida noche y que seas Tú cuidando nuestros sueños, cubriendo nuestro hogar con tu manto y librándonos de todo mal y peligro.

    En esta noche te entrego mi corazón y pongo en tus manos nuestra vida, nuestros anhelos y también nuestras preocupaciones. Permite que el sol del nuevo día ilumine nuestra senda y danos tu protección y tu compañía, pues siempre necesitamos de tu sublime presencia.

    Y mañana, cuando el trinar alegre de las aves anuncie la llegada de un nuevo día, permite que tu paz y tu armonía sean con nosotros, que nuestras fuerzas se hayan restaurado y ayúdanos a vivir un día de triunfos, alegría y prosperidad.

    Amado Dios, en esta noche te doy gracias por haber cuidado de mí y de las personas que más amo, gracias por todo lo que nos diste y gracias por todo lo que nos darás.

    Te pido que nuestra noche sea de descanso y paz, y desde mañana, danos un día colmado de tu amor y tu bendición.

     Amén.


    Oración para la noche 4:

    Amado Dios, hoy elevo esta oración hasta Ti para darte gracias por tu amor, por tu misericordia y porque estuviste conmigo a lo largo de este día dándome tu guía y tu protección.

    Gracias por cada cosa que pude vivir, por los momentos buenos que me dieron alegría y gracias también por las pruebas que forjaron mi carácter y me hicieron crecer.

    Gracias Señor por haber cuidado a mi familia y por permitirnos regresar al hogar para tener un buen descanso.

    Y aunque algunas tareas nos hayan quedado pendientes, dormiremos con la felicidad de saber que la semilla que sembramos hoy muy pronto habrá de germinar y que la suma de pequeños esfuerzos es la clave de los grandes logros.

    Padre celestial, en esta oración también quiero pedirte por todos aquellos que terminan este día con tristezas y dificultades; te pido que seas Tú llevando calma y visión a sus vidas, para que con tu ayuda puedan superar la angustia, las tristezas y las tempestades.

    Señor, en esta noche pongo en tus manos mi vida, la vida de mi familia y nuestro hogar.

    Por favor sé nuestro guardián, cubre nuestra casa con tu manto y líbrala de todo peligro.

    Por favor cobija nuestros sueños, danos un agradable descanso y permítenos la dicha de un hermoso despertar.

    Y mañana, una vez el sol raye y anuncie la llegada de un nuevo día, por favor danos la fortaleza y la sabiduría para vivir de acuerdo con lo que Tú esperas de nosotros, toma nuestra mano y enséñanos el camino que nos conducirá a alcanzar nuestros anhelos.

    Amado Dios, gracias por este día que termina y por haber cuidado de mí y de las personas que más amo.

    Te pido que ilumines nuestra noche con amor y permite que nuestro sueño sea placido y reparador. 

    Amén.


    Oración para la noche 5:

    Amado Dios, ha llegado la noche del domingo y en este instante me acerco hasta Ti para darte gracias por todas las bendiciones que me diste en esta semana que termina.

    Gracias por cada uno de los días vividos, por todo lo que aprendí, por los momentos en que fui feliz y gracias también por aquellas dificultades que encontré en mi camino y que pude solucionar por medio de tu ayuda.

    Gracias Señor por cada uno de los instantes que compartí con mi familia y con mis amigos y gracias porque nos disté salud, trabajo, un techo donde descansar, pusiste alimentos en nuestra mesa y nos acompañaste en el cumplimiento de cada una de nuestras obligaciones.

    Es hermoso vivir con la paz y la confianza que da tu presencia y tu compañía y por eso te pido que en esta noche visites mi hogar, que habites en él y que inundes nuestra casa con tu luz y con tu amor.

    Por favor mira nuestras vidas y nuestras preocupaciones, alivia nuestras cargas y permítenos descansar con la certeza de que en la próxima semana Tú nos ayudarás a resolver aquellos problemas que hoy nos angustian.

    Por favor regálanos una noche placida y si es tu voluntad, permítenos despertar para vivir una nueva semana de oportunidades para sembrar, crecer en tu amor y descubrir tu presencia en cada una de nuestras acciones.

    Por favor acompáñanos en nuestras actividades, guíanos en nuestros trabajos y obligaciones, no permitas que nos perdamos en los afanes del día a día y líbranos de todo mal y peligro.

    Amado Dios, muchas gracias por esta semana que termina, por tu bendición y por todo lo que me diste.

    Te pido que me des tu mano y no nos desampares en la semana que está por llegar, pues cada día que pasa necesitamos más de tu amor, tu piedad y tu compañía.

    Amén.


    Oración para la noche 6:

    Amado Dios, qué maravilloso es poder acercarte a Ti en la noche, después de todos los afanes y las preocupaciones del día, para alabarte y agradecerte por todo tu amor y tu infinita bondad.

    Te doy gracias, Señor por este día que termina y por todo lo que pude lograr en él.

    Gracias por todas las cosas buenas que sucedieron y gracias porque sé que las angustias y las cosas tristes muy pronto habrán de tener solución en tu nombre.

    Señor, yo estoy seguro de tu amor y tu constante compañía y por eso en este momento me dispongo a descansar con felicidad y total entrega.

    Sé que Tú serás cuidando mi vida y mi hogar y nos protegerás de la oscuridad y de todos los peligros de la noche.

    Por eso en este instante dejo atrás aquellas preocupaciones que me roban la paz, pues confío en que mientras yo descanso, Tú estarás actuando en aquella historia que estoy viviendo, para que mañana, en la luz de un nuevo día, yo pueda obtener aquellas soluciones y aquellos milagros por los que tanto he esperado.

    Amado Dios, te pido también que en esta noche visites los hogares de todas las personas que en este momento están atravesando por alguna dificultad y colmes sus vidas de fe, bendición y esperanza, para que puedan descansar tranquilos y confiados de que, a tu lado, todas las angustias tendrán solución.

    Bendice también a todas las personas que amo y colma nuestras vidas de salud, bienestar y prosperidad, y si es tu voluntad, permítenos encontrarnos de nuevo mañana para seguir compartiendo la vida que Tú nos das.

    Amado Dios, permite que las puertas de nuestros hogares estén protegidas por Ti, que en esta noche estemos todos arropados por tu presencia y que mañana podamos disfrutar de un hermoso día de esperanza, felicidad y bendición.

    Amén.

    Hacer esta oración con gratitud te permitirá acércate a Dios para expresarle lo feliz que te hace su sublime compañía, su dirección y su bendición; y pedirle que sea el protegiéndote en esta noche y dándote un buen descanso junto a tu familia y a las personas que amas.


    Oración para la noche 7:

    Señor y Dios mío, en esta noche me acerco hasta Ti para darte gracias por tantas cosas hermosas que has hecho en mi vida, por todo lo que me has dado y también por cada cosa que Tú me darás.

    Gracias por darme tu amor y tu compañía, por darme la fuerza para afrontar los retos de cada día y por permitirme aprender valiosas lecciones cada vez que tuve una dificultad.

    Señor, en esta noche quiero poner mis preocupaciones y mis anhelos en tus gloriosas manos, pues de tus manos brota todo lo que es bueno para mí.

    Tú conoces mi historia, mis angustias y mis sueños y por eso te pido que me ilumines y me ayudes a comprender cada situación que hay en mi vida para poder actuar de la manera correcta.

    Por favor no permitas que las preocupaciones o las tristezas me nublen y me hagan tomar decisiones equivocadas.

    Tú eres mi mejor amigo, mi fuerza, mi luz y el hermoso camino de la verdad y la vida; te pido que por favor tomes mi mano y me ayudes a avanzar por la senda adecuada.

    Padre celestial, en esta oración también quiero pedirte que seas Tú derramando tu bendición sobre el mundo, especialmente sobre aquellas personas que hoy están afrontando enfermedad, problemas o alguna dificultad.

    Te pido que en esta noche nos regales un buen descanso y si es tu voluntad, nos permitas despertar, crecer en tu amor y seguir avanzado en el camino para alcanzar aquel milagro por el que tanto hemos esperado.

    Amado Dios, gracias por escuchar mi oración, gracias por este día que ya casi termina, gracias por mi familia, por el pan en nuestra mesa, por todas las bendiciones que nos brindas y por la hermosa promesa de que cada nuevo día será más feliz y bendecido,

    Amén.


    Oración para la noche 8:

    Amado Dios, en el cielo la luna ya asoma y nos anuncia que este día está llegando a su fin y yo me acerco hasta Ti para darte gracias por tu amor, por tu bendición y porque pude sentir tu presencia a cada momento, mostrándome el mejor camino para mí y ayudándome a soportar mis cargas.

    Y puede ser que este no haya sido un día fácil, pero yo estoy agradecido porque Tú me diste la fuerza para enfrentar las dificultades y la fe para sembrar con amor la semilla que será mi cosecha del mañana.

    Padre celestial, en esta noche me entrego a Ti y dejo en tus manos todas mis angustias y mis preocupaciones.

    Te pido que toques el corazón de aquellas personas con las que tengo diferencias y te suplico que seas Tú llevándote la tristeza y colmando mi ser de alegría, voluntad y esperanza; por favor dame un descanso reparador pues mi alma necesita reposar en Ti.

    Te pido que en esta noche protejas mi vida, mis seres queridos y nuestros hogares; por favor cúbrenos con tu manto sagrado, danos un corazón noble para resolver nuestros conflictos y confianza para solucionar nuestros problemas.

    Gracias Señor porque ahora podremos descansar y poder recuperar nuestras fuerzas, para mañana seguir viviendo con esperanza y avanzar en tu compañía por la senda que nos llevará a alcanzar todos nuestros sueños y más grandes propósitos.

    Por favor permítenos despertar con el cálido abrazo de tu amor, guía cada uno de nuestros pasos y danos paciencia y sabiduría para superar cada prueba de esta vida.

    Señor, hoy te doy gracias por este día que termina, por todo lo que me diste y por cada cosa que Tú me darás.

    Te coloco en primer lugar en mi vida, por favor ordena mis pensamientos, líbranos siempre de todo mal y ayúdanos a salir adelante frente a cada necesidad.

    Amén.

    Hacer esta oración con gratitud, devoción y esperanza te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por este día que termina, pedirle que te dé una noche de paz y de descanso y que mañana guíe tus pasos por caminos de dicha y bienestar.

    Descansa con fe, pues aquellas preocupaciones que hay en tu vida muy pronto serán resueltas por Dios, pues Él te ama y sus caminos son de alegría y certeza.


    Oración para la noche 9:

    Amado Dios, en esta noche me acerco hasta Ti para darte gracias por todas las cosas que haces en mi vida y la vida de mi familia, y gracias porque sabemos que cada uno de nuestros logros y de nuestras alegrías proviene de Ti.

    Gracias Señor por todo lo que viví en este día, por los momentos felices, por los aprendizajes, por los momentos difíciles que me hicieron ser más fuerte y por cada instante en el que pude sentir tu maravillosa bendición.

    En esta noche te entrego mi vida y la vida de mi familia, por favor mira nuestras luchas, nuestras necesidades y nuestras suplicas.

    Ayúdanos a limpiar nuestra mente de las cosas que duelen y nos impiden ser felices y por favor llénala con misericordia, fe e ilusión.

    Padre celestial, quiero que nuestro descanso esté soportado en Ti, por favor cubre nuestro hogar con tu manto, visita nuestra morada, líbranos de todo mal y peligro y permite que esta noche sea una noche de encuentro contigo, de recogimiento y de placido descanso.

    Y mañana, cuando los primeros rayos de sol anuncien la llegada de un nuevo día, por favor permítenos despertar llenos de fe e ilusión para disfrutar de todo lo que Tú has preparado para nosotros.

    Señor, te pido que seas la alegría de mi vida, la fuerza que mueve mi corazón, la esperanza en medio de la dificultad y la fresca sombra en medio del desierto.

    Por favor acompáñame hoy, mañana y cada día de mi vida, pues mis días solo son plenos y dichosos si Tú estás a mi lado.

    Amado Dios, gracias por este día que termina, por cuidar de mí y de las personas que más amo.

    Por favor regálanos un buen descanso y permite que mañana sea un día colmado de alegría, bendiciones y prosperidad.

    Amén.


    Oración para la noche 10:

    Amado Dios, la noche del domingo ha llegado y yo me acerco hasta Ti con devoción y alegría para agradecerte por todas las hermosas cosas que me diste en esta semana, por ser tan bueno conmigo y por haberme entregado tu amor y tu bendición a cada instante.

    Señor, gracias por cada una de las cosas que logré en estos días y gracias por haber estado conmigo susurrándome palabras de ánimo y de sabiduría.

    Gracias por haberme cubierto con tu manto y haberme protegido de las palabras que hieren, del falso amigo y de todo mal.

    También te doy gracias por haberme sostenido en los momentos difíciles, por darme tu alegría en los momentos de tristeza y por darme tu mano y levantarme cuando caí.

    Padre celestial, es hora de ir a reposar y en este instante te entrego mi vida, la vida de mi familia y mi hogar.

    Por favor habita con nosotros, cubre nuestra morada con tu manto, aduéñate de nuestros sueños y nuestros pensamientos y regálanos una noche de paz y de placido descanso.

    Y mañana, cuando los primeros rayos del sol y el trinar alegre de las aves anuncien la llegada de un nuevo día, permítenos despertar en tu amor y ayúdanos a dar lo mejor de nosotros para tener una semana de regocijo, victorias y bendición.

    Señor, por favor mira nuestros anhelos, nuestras batallas y nuestras angustias y ayúdanos a forjar el camino que nos llevará a la felicidad y la realización.

    Amado Dios, gracias por la semana que termina, por todo lo que aprendía, por todo lo que me diste y también por todo lo que me darás.

    Por favor toma mi mano y la mano de mi familia y no nos desampares y permite la próxima semana esté colmada de tu amor, tu prosperidad y tu bendición.

    Amén.


    ORACIÓN COMPLEMENTARIAS:

    Gracias Dios, tú eres digno de gran

    alabanza por ser quien eres, por toda

    tu creación, por la vida, la bendición.

    Por la familia, por el trabajo, por la energía

    para trabajar, por darnos la capacidad de

    crear, de desarrollar dones y talentos,

    por darnos la fuerza para ayudar y

    bendecir a otros con lo que tenemos

    o con lo que hacemos.

    Amén

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    La ley nos obliga a informarte todo lo referente a las cookies, te dejamos un enlace para que puedas ver de que se trata. Más información