10 Excelentes Oraciones Diarias

10 Excelentes Oraciones Diarias

Hacer estas oraciones con gratitud, esperanza y alegría, te permitirá acercarte a Dios, darle gracias por el día que comienza y pedirle que sea Él bendiciéndote a ti y a tu familia a lo largo de esta nueva semana.

Confía, Dios te ama, Él siempre escucha tus  oraciones y Él será colmándote de dicha, salud, alegría y prosperidad.


Indica de Contenido()

    Oración diaria 1:

    Amado Dios, gracias por el maravilloso regalo de la vida y por la dicha de poder empezar una nueva semana con un corazón lleno de fe, alegría y optimismo.

    Te pido que en esta semana que comienza ilumines mi camino y el de todas las personas que amo y nos dirijas por senderos de amor, bienestar y prosperidad.

    Inician 7 días maravillosos, que sin duda estarán llenos de oportunidades.

    Por eso hoy me levanto lleno de valentía y gratitud, pues mientras que goce de la dicha de un corazón que late y la gracia divina de tu presencia en mi vida, para mí todo es posible.

    Por eso Señor, con toda mi fe puesta en ti y seguro que mi oración será escuchada, te pido que durante esta semana y todos los días de mi vida: donde yo me encuentre, tú seas mi guía.

    Que a donde yo vaya, tú seas mi compañía.

    Que en lo que yo haga, esté siempre presente tu mano y que en todo momento seas tú bendiciéndome.

    Y si por alguna razón tuviese que atravesar por días de tormenta, recuérdame, señor, que las pruebas difíciles son la base de las grandes bendiciones para mi vida.

    Que por muy oscuro que parezca el día, el sol siempre volverá a brillar entre las nubes, que para ti no existen imposibles y que con tu ayuda siempre podre cambiar aquello que parezca en mi contra.

    Señor todopoderoso, Dame protección, visión, propósito y sabiduría para no perderme en el camino y gracias a ti, llegar a donde debo llegar.

    Permíteme sentir tu presencia en mi vida y haz que a cada momento recuerde que son tus amorosas manos las que me sostienen.

    A ti que gobiernas y reinas sobre todos mis días, entrego mis planes y anhelos para esta nueva semana,

     Amén.


    Oración diaria 2:

    Amado Dios, hoy justo cuando los primeros rayos del sol anuncian la llegada de un nuevo día, me acerco ante Ti, lleno de esperanza y confiado en que mi oración será escuchada, para pedirte que en este nuevo día me tomes de la mano y me guíes por caminos seguros de bendición, éxito y de prosperidad.

    Señor omnipotente, si Tú estás conmigo, no habrá ninguna situación que pueda derrumbarme, no existirá envidia o mala intención que me alcance y tampoco habrá problema que no pueda solucionar, porque Tú eres justo, bueno y bondadoso y colmas mis días de paz, alegría y bienestar.

    Por eso te pido Señor, que todo lo que haga durante este nuevo día sea iluminado por tu maravillosa luz y que con cada nuevo amanecer, mi fe se fortalezca, porque sin ella no podré verte, no podré disfrutar de tus regalos y no podré gozar de la vida eterna.

    Lleno de fe y confianza en Ti, saldré a vivir este día con amor y alegría.

    Daré lo mejor de mí a cada momento y serán cada una de mis acciones como semillas que germinarán y abrán de dar un hermoso y bendecido fruto.

    Permíteme ser un instrumento de tu obra y llena mi mente de entendimiento y mi corazón de bondad, para poder ser útil a los demás.

    Y si en medio de mi jornada existiese algún problema, por favor dame la fortaleza para seguir adelante aun en medio de las dificultades y ayúdame a recordar que las grandes bendiciones se esconden atrás de las grandes pruebas, porque es tu grandeza la que me sostiene y es tu amor infinito mi mayor inspiración para salir adelante.

    Amado Dios, por favor permite que en este nuevo día todo me salga bien, y por donde vaya encuentre dicha, bendiciones y prosperidad, porque Tú Señor, siempre estás conmigo y donde Tú estás nunca falta absolutamente nada.

    Amén.

    Hacer esta hermosa oración con un corazón lleno de fe e ilusión, te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por el sublime regalo de la vida y pedirle que sea Él derramando bendiciones en tu vida y la vida de tu familia, llevándolos por camino seguro y protegiéndolos siempre de todo mal.


    Oración diaria 3:

    Amado Dios, con los primeros rayos de sol que despuntan en esta mañana, me presento ante Ti con un corazón lleno de amor a darte gracias por el maravilloso regalo de la vida, por el pan que hay en mi mesa, por el don de la salud y por cada una de las hermosas bendiciones con que Tú colmas mi existir.

    Y en el silencio de este día que apenas empieza, quiero pedirte paz para mi ser, prudencia en cada uno de mis actos y fuerza para mi espíritu.

    Hoy quiero mirar al mundo con ojos llenos de bondad, salir a cumplir mis obligaciones con optimismo y alegría, pues Tú señor caminas a mi lado, protegiéndome, vitalizándome y guiándome por sendas de amor, plenitud y prosperidad.

    Amado Dios, si Tú estás conmigo, mi día será de triunfo y regocijo y nada habrá de faltarme.

    Te pido, Padre celestial, que por favor protejas mi vida de todo peligro y de las malas intenciones de los demás.

    Por favor líbrame de toda calumnia y haz que en mi mente solo afloren pensamientos caritativos, de amor y de bondad.

    Conviérteme en un instrumento de tu paz y permite que todos los que se acerquen a mí, puedan sentir tu presencia.

    Amado Dios, por favor revísteme de Ti y ve conmigo a donde quiera que yo vaya.

    Señor, antes de salir a encontrarme con todos los maravillosos regalos que Tú has preparado para mí, pongo en tus manos mi vida, la vida de mi familia y la vida de mis amigos.

    Te pido que nunca nos desampares, porque hoy como siempre te necesitamos.

    Tú eres nuestro refugio seguro en tiempo de dificultad, nuestro bello valle donde reposar, nuestro río de agua fresca y viva para saciar nuestra sed.

    Por favor cuídanos, guíanos y bendícenos siempre.

     Amén.

    Hacer esta oración con gratitud, ilusión y alegría te acercará a Dios y te permitirá darle gracias por su generosidad, por todos los dones y regalos que Él te da a diario y pedirle que siga guiando tus pasos por sendas de triunfo y bendición.

    Confía, vive en calma y deléitate en el Señor, pues Él te ama, te protege y te concederá los anhelos de tu corazón, solo espera con fe en Él y Él hará.


    Oración diaria 4:

    Amado Dios, la oscuridad de la noche ya ha pasado, en este instante amanece y el día florece.

    Qué hermoso es poder acercarse a Ti, lleno de optimismo y alegría y darte gracias por tu amor, por tu bondad que no conoce límite y por los hermosos regalos con los que Tú colmas mi vida.

    Gracias, amado Dios por el techo que cobijó mi sueño, por mi familia, por los alimentos que llevas a nuestra mesa y por la ropa que nos viste.

    Gracias, amado Dios, porque, aunque no tenemos grandes lujos ni asombrosas riquezas, Tú siempre nos provees de todo e incluso más de lo que necesitamos.

    Qué hermoso es ser tu hijo y poder disfrutar de tus grandes bendiciones.

    Señor, no quiero empezar este nuevo día sin entregarlo a Ti.

    Por favor cuida mi vida, la vida de mi familia y de mis amigos y guíanos a cada instante.

    Por favor tómanos de la mano y levántanos en victoria.

    Acampánanos durante este jueves y por favor oriéntanos en cada una de las actividades que tengamos que hacer.

    Abre aquellas puertas que están cerradas y permite que tengamos la dicha, la salud y la prosperidad que tanto añoramos.

    Borra de nuestros corazones todo resentimiento, dolor y sé nuestro remanso de paz en los momentos de angustia.

    Y al llegar la noche permítenos regresar al hogar, a encontrarnos con las personas que amamos y poder disfrutar juntos de la dicha del deber cumplido.

    Amado Dios, a Ti sea siempre la honra y la gloria.

    Padre celestial, gracias por este nuevo día que nos regalas.

    En tus manos pongo mi vida, mi día y cada actividad que hoy realice.

    Por favor líbrame de todo mal, derrama bendiciones sobre mi hogar, mi familia y que tu gracia nos cubra desde al amanecer hasta el anochecer,

     Amén.

    Hacer esta bella oración te permitirá acercarte a Dios para darle gracias por las bendiciones y regalos que Él te da cada día, sin límites ni reserva, y pedirle que sea Él guiándote, protegiéndote y colmándote de fuerza y sabiduría en este día que empieza.

    Confía, Dios te ama y siempre está a tu lado y por eso puedes avanzar por la vida con la certeza de que tus anhelos e ilusiones serán dulce realidad.


    Oración diaria 5:

    Amado Dios, qué sublime es poder despertar cada mañana, elevar mi vista al cielo y poderte decir desde lo más profundo de mi alma y mi corazón: GRACIAS.

    Gracias, señor por el bello milagro de la vida, porque Tú siempre y en todo momento pones comestibles en nuestra mesa, por el hecho de que resguardas mi vida y la vida de mi familia, cuidas nuestro hogar y bendices nuestras actividades.

    Todo lo que tenemos, lo que somos y lo que está por venir es a tu nombre Señor.

    Tuya es la vida, el universo y la honra.

    Por favor nunca te apartes de nuestro lado, puesto que nuestras vidas son plenas y dichosas porque tenemos la certeza que a donde vamos, Tú siempre vas con nosotros.

    Amado Dios, te solicito que en este nuevo día me asistas a amarme, amar y servir, pues es en el amor donde está la esencia de la vida.

    Permíteme vivir y disfrutar intensamente de mi presente y las bendiciones que hay en mi camino y no me dejes tener tristeza por sueños sobre el pasado o bien ansiedad por pensar el en futuro.

    Padre eterno, dame sabiduría y confianza para admitir que mi porvenir es el resultado de las acciones que haga acá y ahora y que, si siembro con amor mis semillas y encomiendo mi vida y mi destino en tus manos, pronto habré de reunir una preciosa y rebosante cosecha.

    Te solicito asimismo que me des buen juicio para cuidar mi mente y tener pensamientos que construyan, dame de tu amor para compartir con el resto y por favor ayúdame a localizar el lado alegre y lumínico de la existencia.

    Señor, en este nuevo día que me regalas deseo confiar con firmeza, servir generosamente y esperar firme en mi fe.

    Tú eres mi guía, mi ilusión y asimismo mi mejor amigo, te amo de todo corazón.

    Amén.


    Oración diaria 6:

    Mi vida es plena y dichosa merced a Ti. Día a día que pasa te necesito más junto a mí, por favor jamás te apartes de mi camino.

    Señor, te solicito que en este nuevo día me obsequies esperanza para no llenarme de temor en los instantes de complejidad, fe para saber que Tú me resguardas incluso en la mitad de la más fuerte de las tormentas y por favor llena mi corazón de tu dicha y de tu paz.

    Me encomiendo a Ti en esta jornada que estoy a puntito de iniciar y en tus manos pongo todas y cada una mis acciones, mis pensamientos y mis pretensiones.

    Por favor ilumina con tu luz mi camino, colma mi vida de dicha y bendiciones, lléname de fuerza y ayúdame a lograr mis propósitos.

    Permite, amado Señor, que cada resolución que yo tome esté llena de tu amor y dame la sabiduría precisa para admitir que tus tiempos y tu voluntad es perfecta, que mi deber es dar cada día lo mejor de mí y que los milagros que espero en mi vida tendrán que llegar a su preciso momento.

    Amado Dios, creo en Ti y en tu bondad sin parangón, de ahí que asimismo acepto y confío en los planes que tienes para mi vida, y si bien en ocasiones no los pueda comprender, nunca desesperaré por el hecho de que sé que contigo a mi lado toda tendrá que salir bien.

    Gracias por tu amor y porque Tú siempre respondes a mi oración.

    Sé que hoy y siempre y en todo momento Tú actuarás en mi favor y vas a llenar mi vida de dicha y prosperidad.

     Amén.

    Hacer esta oración llena de fe e ilusión te permitirá acercarte a Dios para poner en sus manos tu día, tu vida y tu destino.


    Oración diaria 7:

    Amado Dios, hoy me presento frente a Ti, lleno de esperanza y alegría a darte gracias por cada cosa que haces en mi vida y en la vida de mi familia.

     Gracias por tu amor, gracias por tu bondad, gracias por tu generosidad, empero frente a todo gracias por colmar nuestra vida de tranquilidad y esperanza.

     Tú conoces lo cual es mejor para nuestra vida. Confiamos en tus planes perfectos y por esa razón, llenos de fe mencionamos: Papá celestial, que se realice continuamente tu maravillosa voluntad.

     Amado Dios, hoy deseo colocar en tus manos mi vida y la vida de los individuos que amo, nuestra salud, nuestros propios planes y anhelos.

     Por favor tómanos de la mano y guíanos por senderos de bien, de alegría y de prosperidad.

     Por favor vive en nuestros propios corazones y llévate todo rencor y toda tristeza.

     Y si alguna vez tuviésemos que atravesar mediante una tormenta o un rato de complejidad, por favor avívanos en la esperanza y no permitas que perdamos nuestra fe.

     Danos la inteligencia para tomar buenas elecciones, la fortaleza elemental para continuar adelante con ilusión y por favor mantente a nuestro lado, iluminando nuestro camino y guiando todos nuestros propios pasos.

     Papá, yo te amo con cada una de mis fuerzas y confío en tus promesas, por esta razón dejo este nuevo día en tus manos y te pido que a donde yo asista, seas Tú asistiendo conmigo.

     Por favor abrázame con tu manto de luz y de amor, líbrame de todo mal y no me dejes caer en tentación.

     Posibilita que en mi corazón resplandezca la alegría, la esperanza, la paz, el bienestar y tu bendición.

     Hoy confiaré más en mí y aceptaré todos los planes que Tú tienes para mi vida, pues Tú eres bueno y constantemente llenas mi vida de preciosas bendiciones.

     Amén.


    Oración diaria 8:

    Amado Dios de infinita bondad, hoy me acerco hasta Ti, lleno de esa e ilusión a darte gracias por haberme traído con bien hasta el principio de un nuevo día.

    Es bello despertar cada mañana y ser testigo de tu amor y tu maravillosa bondad.

    Gracias por haberme salvaguardado en la noche y por haberme dado resguardo, alimentos, el don de la salud, la calidez de un hogar y una bonita familia.

    Te pido que en este nuevo día estés alrededor de mí, que renueves mi alma, mi cuerpo humano y mi corazón con tu poder; discúlpame si en cualquier momento te he fallado y ayúdame todos los días a consumar con el objetivo que Tú tienes para mí.

    Papá afable, te pido además que mires mi vida y la vida de mi familia, nuestros propios anhelos y nuestras propias peleas; por favor danos tu mano una vez que necesitemos apoyo, ilumina nuestra mente para tomar buenas elecciones y ayúdanos a consumar con nuestras propias obligaciones y compromisos de la mejor forma viable.

    Danos serenidad para lograr intentar con esos inconvenientes que nos agobian y ayúdanos a quitar de nuestra vida toda carga o inquietud.

    Te pido además amado Dios por cada una de esas personas que actualmente padecen o poseen algún tipo de necesidad, te pido que seas Tú brillando sobre la tierra para que toda la gente logren sentir la tranquilidad que da tu resguardo y la bendición que da tu presencia.

    Papá celestial, por favor colma la raza humana de humildad, salud, confort, alimentos y el amor primordial para que todos podamos vivir como hermanos.

    Amado Dios, gracias por oír mi sentencia, gracias además por todo tu amor y cada una de tus bendiciones.

    Por favor toma mi mano en este día y cuídame, guía mi vida, líbrame de todo mal y posibilita que mis anhelos y proyectos sean un triunfo; ya que te amo, confío en Ti y confío en tu esplendida palabra.

    Amén.


    Oración diaria 9:

    Amado Dios, en este martes me acerco hasta Ti, con un corazón alegre que desborda de devoción, para darte gracias por tu amor y tu inmensa bondad.

    Gracias por el sorprendente obsequio de la vida, por permitirme despertar rodeado de individuos que amo, por el don de la salud, por el techo que nos frazada y el pan de alimento que constantemente llevas a nuestra mesa.

    Gracias Dios mío por todos los instantes buenos y además por los difíciles, gracias por los errores que he cometido y me permitieron aprender y ser mejor.

    Gracias por cada una de las cosas buenas que tengo hoy y gracias por todo lo bueno que está por ocurrir, sin embargo por sobre cada una de las cosas.

    Gracias pues Tú constantemente estás a mi lado colmándome de amor y felicidad.

    Gigantes y maravillosas son tus obras y debido a Ti soy una persona plena con esa e ilusión.

    Mr., a Ti encomiendo este nuevo día. En ti permanecen mis esperanzas y mis monumentales anhelos.

    Te pido que salvaguardes mi vida, la vida de mi familia y que sea tu bendita luz la que ilumine nuestro día y guíe nuestros propios pasos por el camino cierto.

    Por favor danos fe, inteligencia y costo para lograr entender y superar todos los desafíos que se presenten.

    Te pido además por esos que padecen tristeza o patología, por los desprotegidos y por los necesitados.

    Amado Dios, por favor derrama tus bendiciones sobre el planeta y posibilita que en la tierra reine todo lo bueno.

    Papá celestial, en este martes dejo en tus manos cada una de mis ocupaciones, mis anhelos y mis afanes, y a partir de ahora declaro con fe que este va a ser un día de esa y éxito, puesto que Tú Mr. estás conmigo y dice tu palabra que donde Tú estás jamás faltará nada.

    Amén.


    Oración diaria 10:

    Amado Dios de infinita bondad, qué alegría es poder despertar en esta mañana y poder decirte con el corazón, GRACIAS.

    Gracias por que me proporcionaste la vida, una bella familia, el amor que nos une, la fuerza para llevar a cabo con nuestras propias labores de todos los días y la probabilidad de cambiar todos nuestros propios sueños realmente.

    ¿Qué podría ser de nuestra vida sin tu presencia?

    Hoy te pido que seas Tú bendiciéndome a mí y a los individuos que más amo.

    Por favor ábrenos senderos de éxito, tranquilidad y prosperidad, tómanos de la mano, guíanos a la salida de los inconvenientes que se muestran y cólmanos de tu fuerza y tu inteligencia para ligados poder derrotar.

    Tú eres nuestro Dios, nuestro mejor amigo y nuestro afable defensor.

    Te pido que veas nuestras propias vidas y donde haya dudas siembra certezas, donde haya tristeza por favor reemplázala con esperanza y si en cualquier corazón hay desesperanza tócalo con tus manos y llénalo de fe, puesto que todo es viable para ese que piensa.

    Pongo este día en tus manos. Por favor bendice todas nuestras propias ocupaciones actual, permítenos ser una herramienta de tu obra y danos la esa de compartir nuestras propias bendiciones con todo ese que las logre necesitar.

    Camina al lado de nosotros mismos, aleja al enemigo mal intencionado, por favor despeja las dudas y revélanos bellas verdades.

    Todo nuestro ser, nuestra vivienda y lo cual nos has dado está bajo tu fiel cuidado, puesto que confiamos en tu palabra, en tus intenciones y tu custodia, ya que tú eres bueno y tu amor es sin igual.

    Hoy declaro lleno de fe y esperanza que en este nuevo día todo me saldrá bien, y por donde vaya encontraré esa, bendiciones y prosperidad, pues Tú amado Dios, estás conmigo y donde Tú estás no falta definitivamente nada.

    Amén.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    La ley nos obliga a informarte todo lo referente a las cookies, te dejamos un enlace para que puedas ver de que se trata. Más información